Episodio 12 – Podcast

Por Miguel Mileo | PODCAST

En el Episodio 12  se aborda la importancia se ser un FORMADOR con amplio vocabulario y como testo puede generar un impacto muy favorable en su público, transmitir de forma optima su mensaje y diferenciarse del resto cimentando su MARCA PERSONAL. En este episodio abordamos la importancia del vocabulario de un formador con sus respectivas recomendaciones. 

Suscríbete a la filosofía FORMADOR RADICAL


 Puedes escuchar en otras plataformas... 


Recuerda que puedes DESCARGAR estos archivos y formar tu propia blibioteca, del mismo modo te recuerdo que puedes también disfrutar de este formato en SOUNDCLOUD, haciendo CLICK abajo.

FORMADOR RADICAL
FORMADOR RADICAL PODCAST

Resumen en TEXTO - "La importancia del VOCABULARIO de un FORMADOR"


Nota: El contenido en texto puede tener diferencias con el audio original, lo recomendable es ESCUCHAR EL AUDIO. 

Esto es el EPISODIO 12 de Formador Radical y una vez mas estoy RADIANTE porque TU ESTAS allí prestando atención, si tu intención es transformar tu desempeño como FORMADOR y convertirte en un emprendedor del conocimiento, este ESPACIO HA SIDO diseñado especialmente para ti.

Este PODCAST está dirigido a docentes, conferencistas o conferenciantes, profesores y cualquier tipo de FORMADOR que REQUIERE MEJORAR la manera en que comparte su conocimiento, obteniendo de forma progresiva los resultados esperados.

Por acá te habla Miguel Mileo, FORMADOR RADICAL, emprendedor por naturaleza y quien pretende servirte de guía en un proceso de cambios, de estrategias y de todo lo que necesitas para iniciar un proyecto escalable, haciendo lo que amas hacer, que no es otra cosa que la formación de personas.

En esta ocasión vengo con un tema muy importante, un TEMAZO, por llamarlo de algún modo. El VOCABULARIO de un FORMADOR. Algo que debe tomarse en consideración por parte de cualquier EMPRENDEDOR DEL CONOCIMIENTO en virtud del impacto positivo que puede causar en su audiencia.

Y es que hablar en público, bien sea en una CLASE DE AULA, en una CONFERENCIA de AUDITORIO o en un WEBINAR a distancia no solo involucra memorizar datos. Se trata de motivar y persuadir mientras se enseña. Eso se dice muy fácil, pero en la practica no lo es tanto.

Hay que ser en primer lugar un incipiente investigador o experto de un área en particular, esa es la materia prima, el insumo principal, pero luego entran en juego un conjunto de ingredientes que deben hacer atractivo el mensaje.

No son pocos ingredientes, de todos estaré hablando a lo largo del podcast y en mis estrategias de contenido, el día de hoy me voy a referir al VOCABULARIO de un formador como estrategia exitosa.

¿A que le llamamos VOCABULARIO de un formador? No es otra cosa que, al CONJUNTO DE PALABRAS que conforman un Idioma, en nuestro caso el ESPAÑOL que es sumamente rico precisamente en abundancia de palabras.

Mi recomendación para ti es que ese vocabulario que usas debe ampliarse cada vez más, porque esto se traduce en un elemento de DIFERENCIACION muy importante.

¿Cómo hacerlo? Que tal si empiezas a construir listas de palabras que puedas implementar en tus clases o conferencias. Palabras pintorescas, palabras interesantes, palabras que denoten que eres una persona culta, como en efecto lo eres.

¿Y de donde van a salir estas palabras? Pues el origen principal es de las lecturas que tu mismo haces, es decir, de los libros que lees y de las búsquedas que conscientemente hagas para que tu mensaje llame profundamente la atención.

Cuando doy esta recomendación soy frecuentemente mal interpretado, y no quiero que eso me suceda contigo. No te estoy diciendo que te presentes ante un público y utilices términos que no puedan ser entendidos o asimilados por la audiencia.

No te estoy diciendo que te creas el más interesante o la más interesante con palabras grandilocuentes, porque de esa manera vas a perder la conexión sagrada con el público.

Solo te estoy pidiendo que te diferencies con tu vocabulario y que el publico lo note de forma inmediata sin que tu mensaje se diluya y sin que pierdas la atención de la audiencia a partir de un vocabulario de un formador muy pomposo.

En este sentido… hay PALABRAS, recuerda que el vocabulario es el conjunto de palabras que conforman un idioma especifico, hay palabras que a pesar de que la mayoría de la gente conoce, no todos las usan porque tienen sinónimos muy cotidianos. Estas palabras seran muy útiles en tu repertorio como orador.  

Y me gustaría colocarte unos ejemplos, en situaciones cotidianas alguien puede afirmar que siente PREOCUPACIÓN,  que está PREOCUPADO, esa una palabra digerible y que todos captamos su significado. Pero en publico puedo sustituirla por TEMOR o ATEMORIZADO, INQUIETUD o INQUIETO, EN AGONIA o AGÓNICO.

Estos son términos que fácilmente son asimilados por la audiencia y que pueden escapar del termino cotidiano que seria simplemente PREOCUPACIÓN o PREOCUPADO.

De esa manera en lugar de decir, amanecí preocupado, yo podría afirmar amanecí con un profundo TEMOR. Increíblemente eso hace que el público se enganche a tu mensaje.  Y UNA VEZ MAS, no me mal intérpretes, la frase por si misma no es mágica, todo dependerá de la DICCION, EL TONO Y LA VELOCIDAD. Te recomiendo el episodio fundamental 8 para que hagas un repaso sobre esto.

¿Qué deberías estar haciendo? Debes encontrar esas palabras cotidianas que usas mucho en tus presentaciones y combinarlas con otras de mayor impacto, que sigan siendo digeribles para el público. Esto transmitirá de forma contundente que tienes un amplio vocabulario y este rasgo lleva también a la credibilidad que es clave en este negocio.

Y debe quedar claro que no te estoy pidiendo que simules ni nada parecido, es un simple ejercicio de sustitución manteniendo tu personalidad y lo que eres totalmente intactos.

Esto evidentemente debe ser dosificado, tu discurso va a seguir conteniendo muchas palabras cotidianas, pero haciendo cambios puntuales notaras la diferencia en tu próximo encuentro con el público.

Otra estrategia que debes aplicar es adherirte estratégicamente al lenguaje técnico de tu sector. Te menciono otro ejemplo. Cuando me desenvolvía como Asesor Fiscal en mi país, había una formalidad que la mayoría de los contribuyentes debían cumplir, las personas involucradas le denominaban “LIBROS DE COMPRA Y VENTA”, pero yo las llamaba LIBROS ESPECIALES DE COMPRA Y VENTA, porque técnicamente hablando eran LIBROS ESPECIALES.

Y puedes estar preguntándote. ¿Pero eso tiene algún impacto en una presentación en público?... Y la respuesta es SI… MUCHO CUIDADO, no es que eso ero lo que hacía atractivas mis conferencias en ese sector, pero ese ingrediente me hacia lucir como el experto que era. Recuerdo que había mas de una docena de términos que decidí mantenerlos dentro de la terminología técnica y eso marcaba una diferencia.

Entonces, la segunda recomendación es que escojas ciertos términos y los mantengas apegados a la terminología técnica. Tu sector seguramente tiene un léxico especifico, escoge los términos de mayor uso e implementalos como el experto que eres.

Recuerdo en una ocasión estaba discutiendo de estos asuntos con mi equipo de trabajo, y uno de mis compañeros me dijo: “Miguel, pero no corres el riesgo de CONFUNDIR a la gente usando términos rebuscados”

Y en efecto, es un riesgo, por eso, en el primer consejo te comenté que debías sustituir palabras cotidianas por palabras digeribles pero de poco uso. Y en el segundo consejo, en el ejemplo que di, no creo que haya confusión entre LIBROS DE COMPRA Y VENTA y LIBROS ESPECIALES DE COMPRA Y VENTA.

Y puedes estar pensando que escogí un ejemplo muy favorable. Por eso vamos con la tercera recomendación, que ocurre cuando quiero utilizar un termino que me deje bien parado como orador o como profesional de un área en particular, pero sin correr el riesgo de confundir a la audiencia y perder la conexión.

Es entonces cuando debes combinar el termino con una serie de sinónimos o hacer un breve inciso sobre dicho termino término.

Supongamos que quiero utilizar el termino ATROZ, que es una palabra que puede ser parte de un amplio vocabulario y que no todo mundo usa, pero corro el riesgo de que algunos en la audiencia no la capten. Por ejemplo, si uso la frase “Fue una experiencia ATROZ”, algunos podrían perder el hilo y eso no me conviene en lo absoluto.

Pero, si afirmo, fue una experiencia terrible, desafortunada, ATROZ… abarco a toda la audiencia y sigo transmitiendo que tengo habilidades oratorias de amplio vocabulario. Es muy importante que el publico reconozca en ti esas habilidades.

Una vez más, no te estoy pidiendo que seas otro, puedes combinar si gustas expresiones coloquiales y el impacto es muy positivo. Un argentino podría decir, “fue una experiencia TERRIBLE, DESAFORTUNADA, ATROZ, UN TOTAL QUILOMBO… y va a arrancar algunas carcajadas créeme.

Los cambios de velocidad, pero también de estilo son muy favorables a la hora de mantener al publico atento y satisfecho.

Hay términos que son encantadores pero que muchos no van a entender, a mi me gusta mucho la palabra EXULTANTE… que se refiere a alguien que muestra una gran satisfacción, pero ni de chiste puedo decir en una tarima: “Estoy exultante” … salvo que forme parte de alguna estrategia, pero en condiciones regulares voy a decir que estoy feliz, de verdad muy contento, EXULTANTE… y el publico asimilara de inmediato que se trata de un sinónimo. ¿Realmente hace falta esto? Yo estoy seguro que SI. Un vocabulario amplio es DIFERENCIACIÒN, y LA diferenciación es medular para fortalecer tu MARCA PERSONAL como FORMADOR.

Pero como te dije desde un principio, con cuidado, no puedo afirmar “el dia de ayer fue atroz pero hoy como pueden ver estoy exultante”… salvo que este presentándome ante un grupo de catedráticos de la lengua española el resultado será un desastre.

Con respecto a la terminología técnica esto también aplica, en mi rol como asesor fiscal muchas veces debía hablar de algo denominado “Doctrina Administrativa”, y estaba seguro que una parte minoritaria del publico no sabia de que estaba yo hablando, por esa razón junto con la frase “Doctrina Administrativa” con mucha frecuencia hacia un inciso con las siguientes palabras: “Recuerden que doctrina administrativa son todas las opiniones, respuestas a consultas y a recursos emanados del recaudador de impuestos”.

Inmediatamente percibia como esa parte del publico tomaba nota y como otros asentían con la cabeza. Hablar en publico es identificar las necesidades de la audiencia elevando el nivel de ellos, de ninguna manera disminuyendo el del formador mostrando un pobre vocabulario o una escasa terminología técnica. TEN MUCHO CUIDADO CON ESO.

Entonces tienes una TAREA pendiente, empieza a construir listas, con términos atractivos, algunos digeribles que puedan usarse de forma independiente sustituyendo los cotidianos, como el ejemplo de preocupación. También construye otra lista con palabras como exultante, atroz u otras que te agraden y te hagan sentir más cómodo, recuerda que estas deben mencionarse al final de una lista de sinónimos en tu discurso.  

Aprende a dosificar. Empieza con poco y ve midiendo resultados. Te va a sorprender la reacción en el público durante todo el proceso.

Y me despido por el día de hoy con la proteína del episodio.

Mas allá del mensaje que te interesa transmitir, ese vocabulario te permitirá hacerlo con estilo y diferenciación, pero, intenta ir mas allá, utiliza frases de impacto con cierto histrionismo. Recuerda que hablar en público se parece mucho a ACTUAR, pero sin de dejar de ser tú, solo acentuando ciertos rasgos de tu personalidad.

Por ejemplo, si vas a usar la frase “esa persona esta corriendo peligro” puedes afirmar “esa persona se está jugando la vida”…este tipo de expresiones generan múltiples reacciones en el público, no hables de una ocasión especial por ejemplo, habla de una experiencia SURREALISTA…construye tus frases de impacto adaptadas SIEMPRE al contexto de tu mensaje. Utiliza frases de película, a mi me gusta mucho usar “Que empiece el JUEGO” en una onda misteriosa, todo eso engancha al público y mientras mas enguachado está, mas credibilidad tienes…

Son varias listas y mucha práctica la que tienes por delante, así que ponte a trabajar. Por el momento me despido, agradecido de que me hayas escuchado, de que hayas conocido mi filosofía denominada FORMADOR RADICAL, un esquema retador para emprendedores del conocimiento y no olvides jamas, ENSEÑA POR VOCACIÓN, CON mucha PASIÓN, sin EGOÍSMO y los resultados te SORPRENDERÁN…Te espero en el próximo episodio.

Seguir

Acerca del Autor

EMPRENDEDOR del CONOCIMIENTO, creador de la filosofía FORMADOR RADICAL y quien pretende servir de GUÍA en un proceso de transformación que te permita crear un proyecto ESCALABLE a partir de la enseñanza. OFF LINE soy solo un profesor que da CONFERENCIAS de ALTO IMPACTO...

Deja un comentario

Deja un comentario