¿Miedo Escénico?

Por Miguel Mileo | Formadores de ALTO IMPACTO

miedo escenico

Es importante para cualquier persona que quiere dedicarse a la formación de adultos el aprender a lidiar con los nervios que puede llegar a producir el enfrentarse a una audiencia.

Mientras más grande más aterrador.

Estoy hablando del miedo escénico, aquella sensación que en ocasiones puede llegar a inmovilizar a un ser humano sin que exista realmente la posibilidad de correr riesgo físico.

En esta ocasión quiero darte CINCO CONSEJOS que te pueden llevar a un desempeño muy satisfactorio en tus primeras experiencias ante el público.

Habrás escuchado muchas veces que hablar en público es un arte.

Impactar con tus presentaciones requiere de mucha practica y de herramientas que van mucho mas allá del conocimiento sobre la temática de la que se pretende hablar.

Mientras mayor sea la experiencia es evidente que los resultados serán mejores

Esto no quiere decir que debes esperar años para hacer presentaciones que dejen muy satisfecho a tu público.

El tema es que de solo pensar en ponerte de pie ante un auditorio, el pánico invade tu cuerpo. 

La primera vez que tuve la oportunidad de presentarme ante 200 personas mis piernas temblaron los primeros minutos, afortunadamente había un podio que ocultaba aquella sensación.

Progresivamente aprendí  como iniciar una conferencia adecuadamente.

¿Por qué sentimos MIEDO ESCÉNICO? 


Hay mucha literatura al respecto, mayormente es el temor por hacer el ridículo es lo que termina por inmovilizarnos.

La mente vuela y en segundos podemos imaginar que podría ocurrir si nos equivocamos, si olvidamos todo durante la faena, si el publico se burla cruelmente de nuestro desempeño.

¿Qué tipo de experiencias has tenido?

Esto se ve reforzado por experiencias que hayamos tenido en nuestra niñez y que se hayan quedado de forma indeleble en nuestra memoria.

A final de cuentas, es una proceso en el que la mente busca protegernos de situaciones que potencialmente dañinas.

NO OLVIDES...


Cualquier experiencia negativa hablando en público que hayas tenido en tu niñez, en entornos familiares o escolares no define los resultados que puedes obtener cuando te preparas adecuadamente para hacer una presentación en público.

Si mezclamos entonces el hecho de que hacer el ridículo genera terror y adicionalmente que hablar en público es “difícil”, no es de sorprenderse que la gran mayoría de seres humanos sea incapaz de ponerse de pie ante el público.

Perdiendo grandes oportunidades de mostrar sus talentos y de vender sus ideas.

¿Qué podemos hacer para combatir esta aprensión antes y durante una presentación?

Consejo 1: Abordar el asunto con OBJETIVIDAD


Si tienes más conocimientos que la persona promedio en cualquier sector, estas en capacidad de hacer presentaciones muy satisfactorias.

Pasar de muy satisfactorias a inolvidables es cuestión de experiencia, pero satisfactorias es un gran comienzo.

Cuando estas fantasías de desastres y donde ves al público lanzándote objetos se hagan presentes en tu cabeza, es preciso razonar con mucha OBJETIVIDAD.

El primer paso para COMBATIR el MIEDO ESCÉNICO es evitar la IRRACIONALIDAD

TUITEAR AQUÍ

El publico no está interesado en causarte daño.

Imagina la cantidad de disparates que tienes que decir para que el público termine abucheándote y eso no va a suceder dado que tienes conocimientos suficientes para demostrar.

¡Se supone que a la cita vas a asistir preparado!

Recuerda lo que realmente sucede en ciclos de conferencias.

Haz memoria sobre los diferentes eventos de actualización en lo que has participado como oyente y estarás de acuerdo conmigo en que algunas presentaciones no fueron interesantes.

Con algunas otras te aburriste profundamente.

Te aseguro que en ninguna de estas presentaciones el expositor fue ridiculizado, aunque nunca faltan los osados que se presentan en publico sin tener idea de lo que están diciendo.

hosting formador

Entonces, si abordas el asunto con OBJETIVIDAD, vas a terminar concluyendo que lo peor que puede pasar es que el publico se aburra, pero ni de chiste todo aquello que aparece en tus peores pesadillas.

El miedo escénico es profundamente IRRACIONAL.

¡CUIDADO!


Jamás asistas a dar una CONFERENCIA o CURSO sin tener el conocimiento mínimo y sin tener una preparación básica para COMUNICARTE ADECUADAMENTE. No hace falta ser experto en la temática, hace falta poseer mayor conocimiento que la persona promedio en el sector donde te vas a desenvolver.

Debemos prepararnos de forma muy objetiva para lo que realmente va a suceder, vas a transmitir un mensaje, que va a estar bien preparado y ensayado. No más…

Vas a tener un montón de miradas sobre ti durante quizás 45 minutos o una hora.

Y como dominas la temática las pulsaciones van a descender progresivamente y vas a empezar a disfrutarlo.

Créeme, solo la irresponsabilidad y un miedo irracional pueden generar que un expositor haga el ridículo.

¿Qué es lo peor que podría pasar?

Consejo 2: Haz ejercicios de VISUALIZACIÓN


Que tal si en lugar de pensar que harás el ridículo empiezas a visualizar un desempeño impecable de tu parte.

Visualízate haciendo la mejor presentación posible.

Y puedes pensar que es inútil, pero todo lo contrario.

En el deporte profesional se han hecho distintos experimentos de visualización e increíblemente el resultado mejora considerablemente en atletas que se someten a ejercicios de visualización.

Nuestra mente es una MAQUINA CREADORA

Aprovecha tus momentos de ensayo y visualiza al publico rendido a tus pies, a tus ocurrencias, a tu sentido del humor.

Tu material de apoyo también debe ser muy bien planificado y ensayado.

Créeme que es mas probable que esto ocurra a que se materialice la pesadilla de ser abucheado.

Descarga mi GUÍA DE INICIACIÓN para FORMADORES

Graba un audio en tu teléfono celular, donde narras toda la experiencia, desde que llegas al sitio, cuando eres presentado o presentada por un moderador.

Luego mientras te vas adentrando en la temática, visualiza las reacciones positivas del público, la manera en que logras persuadirlos.

Escucha tu audio con frecuencia, cierra tus ojos y vive ese momento.

Consejo 3: Entrena en el día a día.


Si te quieres dedicar a hablar en publico con frecuencia y que forme parte la manera en que te ganas la vida, debes aprender a medir y anticiparte a las reacciones de la gente.

Cuando hablas para miles de personas estas comunicándote, eso es obvio.

Pero cuando vas al supermercado o estas en el banco también tienes oportunidad de comunicarte de forma estratégica.

Si quieres hablar en público de forma sobresaliente debes aprender a medir y anticiparte a las reacciones de la gente. 

TUITEAR AQUÍ

Y no es que vas a dar un discurso en el supermercado.

Es que aprendas a comunicarte en todo momento con un alto nivel de seguridad y confianza.

Si has trabajado en atención al público seguro te has dado cuenta de que una buena cantidad de personas que solicitan ayuda se comunican de forma muy pobre.  

¿Cómo te comunicas tu en situaciones cotidianas?
¿Transmites seguridad?
¿Transmites confianza en ti mismo?
¿Qué tal tu tono de voz?


¡Es importante que empieces a reconocer y potenciar tu propio estilo!

Entrena en situaciones COTIDIANAS.

Ya te habrás dado cuenta que eso será primordial arriba del escenario, pero abajo, en tu día a día es un excelente campo de entrenamiento para “fortalecer músculos.”

Si vas a comer con con amigos no le digas al mesero “¿Qué me recomiendas?”

Si con un tono de voz firme le dices:

“Estoy indeciso, pero seguramente tu me ayudaras a tomar la mejor decisión entre la pasta y la carne”

Inmediatamente vas a generar una reacción en el mesero, en tus amigos, en tu entorno.

Acostumbra a manejarte con un amplio vocabulario, a ir ganando confianza en todas tus interacciones, a llenarte de seguridad en cualquier tipo de situación donde te debas comunicar.

Vas a conocer la forma en que la gente reacciona a tus palabras.

Vas a estar entrenando…

Por experiencia te digo que todo esto te prepara el terreno para cuando estés desarrollando tu presentación.

Serás mas autentico… y eso genera mucha confianza en el público.

Consejo 4: Al arrancar no pierdas la OBJETIVIDAD


Aunque el auditorio sea inmenso siempre tendremos capacidad de ver los rostros de una buena cantidad de personas.

Recuerdo que en mi primera conferencia había una persona que estaba profundamente dormida.

Esto no me hacía sentir cómodo y la IRRACIONALIDAD empezaba a crecer en mi.

¿Por qué se durmió?
¿Es muy aburrido lo que estoy diciendo?
¿Cómo es posible que se duerma en mi presentación?

No le des paso a la IRRACIONALIDAD.

Tal como te dije antes, tu presentación tiene que ser muy deficiente para que tus pesadillas se materialicen.

Quien sabe por qué aquel caballero dormía de forma tan profunda, quizás no tuvo una buena noche, posiblemente no quería estar allí o estaba enfermo.

Nunca lo sabré.

RECUERDA...

El hecho de que algunos participantes puedan mostrar cierto desinterés no necesariamente implica que tu participación no sea buena. Vivimos en una época donde el ser humano vive muy estimulado por agentes externos y es complicado que el 100% del auditorio escape totalmente del mundo exterior. 

Lo que si sé actualmente es que si un porcentaje mínimo del publico duerme, entra y sale del auditorio o no abandona su celular, esto no tiene por qué alterar mi actuación.

En un auditorio con cientos de participantes no es problema.

Con tiempo y practica serás capaz de tener en estado de hipnosis a todo el auditorio, pero no te angusties por un par de personas desinteresadas.

Consejo 5: Prepárate para los IMPREVISTOS


Con mas de diez años haciendo presentaciones en público me he topado con cualquier tipo de organizador.

La mayoría excelentes, pero otros no tanto.

Si eres inexperto y hay un detalle técnico con tu presentación o con el sonido, la IRRACIONALIDAD se puede apoderar de ti.

Tómalo con CALMA.

En el desarrollo de eventos hay cualquier cantidad de imprevistos que mezclados con el miedo escénico pueden enceguecer a cualquiera.

Debes estar en capacidad de desarrollar tu presentación sin laminas, evidentemente con ideas mucho más generales.

Leíste bien, sin laminas…

Adicionalmente, debes tener una versión mas corta de dicha presentación, esto para el caso de que seas víctima de algún ajuste de horario.

Evidentemente debes tener ensayada la presentación corta y otra larga.

Ten un nivel adecuado de preparación para cualquier imprevisto.

¡Empieza YA!


Si te preparas como debes para asumir el reto lo vas a disfrutar, vas a querer repetirlo y posiblemente sea parte de tu estrategia de negocios.

No permitas que la IRRACIONALIDAD se apodere de ti.

Visualízate y entrena en tu día a día.

Ya lo demás es cuestión de tiempo y práctica, pero cuando tienes conocimientos la posibilidad de cautivar al publico estará siempre presente.

No pierdas la oportunidad de mostrar todo tu conocimiento, las posibilidades de hacerlo muy bien son muy superiores a las de hacer el ridiculo.

¡Éxitos! 

Seguir

Acerca del Autor

EMPRENDEDOR del CONOCIMIENTO, creador de la filosofía FORMADOR RADICAL y quien pretende servir de GUÍA en un proceso de transformación que te permita crear un proyecto ESCALABLE a partir de la enseñanza. OFF LINE soy solo un profesor que da CONFERENCIAS de ALTO IMPACTO...

Deja un comentario

Deja un comentario